¿Cómo afecta la transformación digital de la formación en el bienestar de las personas?

April 27, 2018

 

La tecnología no sólo ha transformado nuestras vidas, sino que la ha mejorado para que podamos disfrutar de más calidad de vida. Para cualquiera de nosotros es casi impensable ya vivir sin un teléfono móvil o “asomarnos” a Internet a consultar información, relacionarnos, comprar, divertirnos e incluso enamorarnos.

 

Y es que la tecnología ha llegado a todos los aspectos de nuestras vidas. Y el fenómeno que llamamos transformación digital (cambio asociado con la aplicación de tecnología digital en todos los aspectos de sociedad humana, según la Wikipedia) ha llegado para quedarse, seguir evolucionando y logrando mayor bienestar para las personas.

 

Por supuesto, también en el campo de la formación. Formarse debería ser una obligación constante del ser humano, no sólo en los primeros años de nuestra vida, sino a lo largo de toda nuestra existencia, porque contribuye en gran medida a nuestro bienestar.

 

La transformación digital también ha llegado al campo de la formación para revolucionarlo en gran medida. Ahora son muchas las personas que aprenden o enseñan de forma online y esto redunda en gran medida en su calidad de vida, gracias a las posibilidades que ofrece el e-learning.

 

Pero ¿cómo afecta exactamente la transformación digital de la formación en el bienestar de las personas?

 

1. Los trabajadores se sienten más motivados y valorados gracias a la formación.

 

Cuando una empresa tiene programas de capacitación online para los empleados éstos sienten que están más unidos a su empresa, les genera confianza en ella y se motivan para buscar nuevas oportunidades para la misma. Además, se sienten más seguros (si se forman en determinadas aptitudes no perderán su puesto de trabajo). La empresa no pierde talento y los empleados mejoran su bienestar al trabajar en un negocio en el que se encuentran a gusto.

 

Si quieres ahondar más en este tema te aconsejamos asistir al congreso Ágora Bienestar, un evento que promueve la cultura del bienestar, tanto personal como empresarial, con el fin de conseguir una sociedad más saludable.

 

2. Los alumnos acceden a la formación desde cualquier parte del mundo.

 

La formación online no tiene límites. No importa el lugar en el que te encuentres. Puedes acceder a cualquier curso de tu interés sea cual sea el país en el que residas y se evitan los problemas de asistencia y desplazamiento que presenta a menudo la formación presencial. Actualmente cualquier persona puede inscribirse en el curso que reúne las características que necesita, lo que contribuye a una mejor formación (más especializada), un ahorro de costes y tiempo de la persona. En definitiva, aumenta su bienestar.

 

3.La formación online concilia fácilmente la vida familiar y laboral.

 

Siempre ha sido una exigencia básica de cualquier empleado. Cualquier profesional se siente plenamente satisfecho con su vida si es capaz de atender sus obligaciones familiares y su trabajo sin problemas. Las características de la formación online permiten disponer de tiempo para emplear en otras tareas, su flexibilidad le permite al alumno adaptarse a sus propios horarios.

 

El trabajo como profesor online, el e-learning también resulta plenamente funcional en este sentido, ya que actualmente plataformas de formación online como ClassOnLive permiten gestionar las formaciones y en todos los aspectos (comunicación, gestión de cobros, administración, herramientas de vídeo y audio) en un solo lugar.

 

4. La formación potencia nuestra autoestima.

 

Nuestro desarrollo interior tiene mucho que decir en nuestro bienestar. Tenemos que dejar un espacio para el aprendizaje y la autorreflexión (que sanan nuestra mente). La formación nos ayuda a conocernos a nosotros mismos y a expresar adecuadamente nuestros sentimientos y a solucionar los problemas que nos vayan surgiendo. A través de la formación online muchas personas potencian sus fortalezas específicas y aprenden a gestionar sus debilidades.

 

5.No hay formato de aprendizaje más flexible que la formación online.

 

Por horarios, por oferta formativa, por precio, por variedad de formatos, por adaptarse a tus necesidades… La flexibilidad de la formación online hace que el aprendizaje sea un placer, no una obligación ni algo que limita tus otras actividades o no te permita completar otras tareas. Innegablemente, esto contribuye a nuestro bienestar personal y social.

 

6.La formación te relaciona con personas con intereses comunes.

 

Conocer gente siempre aumenta nuestra felicidad. La formación online permite que personas tímidas a las que les cuesta establecer relaciones se establezcan en una comunidad y aumenten su red de contactos, además con personas con intereses comunes.

 

La transformación digital ha llegado para mejorar nuestra experiencia vital y cambiar nuestro modo de vida. Lo hace más sencillo y nos deja más tiempo para explorarnos a nosotros mismos.

 

Marian Sánchez, responsable de contenidos de ClassOnlive.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square