Mindfulness en entornos laborales

July 11, 2018

 

Se trabaja la tercera parte de nuestra vida en la mayoría de los casos, cada vez vivimos más y hay datos alarmantes que tienen que despertar la reflexión. Al 92% de las personas no les proporciona bienestar su trabajo, el 90% no quieren trabajar o el 66% no está comprometido. Y también se sabe ya, que trabajadores comprometidos tienen un 37% menos absentismo y su productividad es un 57% mayor.

 

El entorno laboral dista mucho del de otras generaciones pasadas por varias razones:

  • Un mundo infoxicado y conectado permanentemente todos los días del año, cuando los días siguen teniendo 24 horas. Con cientos de mails diarios y mensajes por móvil desdibujando la línea que separa la vida laboral y personal. No hay duda de que la inmersión digital afecta a la atención, productividad y  bienestar de las personas.

  • Un exceso del uso del piloto automático en el que el cuerpo y la mente están desconectados. El cuerpo está en el puesto de trabajo “medio haciendo” pero la mente está vagabundeando con cuestiones pasadas o futuras del entorno laboral o familiar. Se sabe que un 46,9% del tiempo, casi la mitad. Y aunque la tendencia natural de la mente es divagar se ha acentuado con el tiempo. Esta habilidad de pensar en cosas que no están sucediendo justo en este momento “aquí y ahora” tiene un coste emocional importante como persona y trabajador. Una mente atenta goza de mayor satisfacción mental, una desatenta lleva al caos laboral y emocional hoy en día.

  • Un cerebro multitarea que con tanta distracción y presión tiende a atender a todo a la vez, pero no lo consigue. Lo que en realidad hace es cambiar la atención en las tareas una y otra vez creando la falsa percepción de eficacia y buena gestión del tiempo.  Es adictiva, hace menos satisfactorio el trabajo y afecta a la salud. Aumenta los errores, consume nuestra energía, fomenta la apatía laboral, las malas relaciones, la pérdida de memoria y concentración. Quizá te sientas identificado. Se cifra en un 20%-40% de pérdida de productividad y mayor estrés viviendo con cerebro multitarea.

  • Promueve decisiones y relaciones poco conscientes y muy impulsivas poniendo en riesgo temas laborales y tensionando el clima laboral. La atención parcial continua es agotadora  e ineficaz volviendo al cerebro torpe en su desempeño. Su uso y abuso en tareas importantes fomenta el malestar.

La multitarea fomenta el estrés malo, el distrés, que no nos permite ser eficaces ni desconectar para disfrutar de la familia, el ocio…y promueve la culpabilidad y problemas de salud. La OMS Organización Mundial de la Salud predice que el estrés laboral, la fatiga y la depresión serán las principales enfermedades uniéndose a la diabetes o los infartos hacia el 2020. El estrés debilita al cuerpo y la mente sus efectos se expanden a nivel emocional, físico o mental. Y las consecuencias son problemas de concentración y déficit de atención, burn out, débil capacidad de toma de decisiones y relaciones interpersonales dañadas lo que dificulta el trabajo en equipo.

Una vida llena de posibilidades con un cerebro creado para tiempos más simples como dice Rasmus Hougaard. Así que el cerebro necesita de un entrenamiento para nuevos tiempos.

 

Los entornos laborales, las personas necesitamos estar más presentes en lo que hacemos. El entrenamiento en Mindfulness basado en miles de años de experiencia y práctica con rigurosa base científica, gracias al trabajo y estudio desde 1970 de Jon Kabat –Zinn, médico y biólogo considerado el padre del Mindfulness en Occidente y creador del Programa de Entrenamiento en Mindfulness MBSR, ayuda a tener mayor claridad, atención y estar más receptivos a todo lo que nos rodea.  Permite alcanzar ese cambio y que se refleje en la vida profesional y personal.  

 

Con sencillas prácticas formales e informales, que no resultan tan fáciles y por ello necesitan de un entrenamiento, gracias a la neuroplasticidad, la flexibilidad estructural del cerebro, se producirán cambios a nivel cerebral. Un cerebro reconectado aprende a responder y no a reaccionar, que conlleva impulsividad, a los problemas que surgen en el ámbito laboral. Así se consigue no ser víctima de las reacciones automáticas.

 

El entorno laboral necesita bienestar por el bien de los propios trabajadores, los líderes y la propia empresa. Y no se puede dejar la responsabilidad de esta gestión al trabajador y además fuera del horario o entorno laboral.

 

Mindfulness en el entorno laboral permite la mejora de la calidad del trabajo, un trabajo sostenible sin sacrificar la vida personal y esto repercute en la productividad, el clima laboral, la seguridad laboral y la toma de decisiones pilares en los entornos laborales. Las personas con bienestar son más felices, tienen ideas más claras y construyen mejores empresas y organizaciones.

 

Comparto evidencia científica  y resultados de empresas que lo están llevando acabo:

  • Autorregulación emocional

  • Menor reactividad

  • Más calma, estabilidad, equilibro y foco en situaciones y ambientes desafiantes

  • Reducción de los estados de estrés y ansiedad

  • Aumento de la calidad en la toma de decisiones por la claridad mental

  • Incremento de las relaciones interpersonales positivas, mejora de  la comunicación

  • Incremento de la empatía inteligente

  • Incremento de la flexibilidad

  • Incremento de la atención y la concentración en las tareas asignadas

  • Mayor  compromiso e implicación

  • Incremento de la capacidad para afrontar adecuadamente desafíos y dificultades

  • Afrontamiento positivo de los procesos de cambio

  • Aumento de la creatividad

  • Liderazgo consciente y positivo

  • Reducción de burnout

  • Menos bajas y absentismo laboral

  • Aumento de la  satisfacción y mejora del ambiente laboral

 

  • 30% aumento de la atención

  • 23% en la priorización efectiva

  • 25% de disminución en multitareas improductivas

  • 30% mejora de la calidad del sueño

  • 31% incremento memoria

  • 19% disminución del estrés y cansancio mental y por lo tanto de bajas laborales

 

Mindfulness esculpe un cerebro más capaz desarrolla mentes más efectivas y funcionales. Se trata de descubrir con el entrenamiento diario en prácticas formales e informales que hay una nueva forma de trabajar con calidad que libera espacio en el cerebro, un cerebro lleno que hace lo que puede, y en la vida personal. Se trata de mejorar la vida de las personas también en las empresas.

El ámbito laboral necesita relaciones positivas, gestión emocional, flexibilidad, creatividad, liderazgo, decisiones conscientes, reducción del estrés y quiere alejarse de la falta de empatía, impulsividad, desconcentración, estrés, pensamientos negativos y limitantes, ansiedad, rigidez y reactividad.

 

Yolanda Cuevas Ayneto           

Psicóloga de la Salud y el Deporte

Instructora Acreditada en Mindfulness del Programa MBSR

Consulta presencial y Online

www.yolandacuevas.es

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square